fbpx

Quesos Villarejo – Historia, sabor y tradición

Historia

La historia de Quesos Villarejo comienza en 1987, cuando se abrieron al público las puertas de una empresa dedica a la elaboración artesanal del queso auténtico manchego, en el municipio de Villarejo de Fuentes. El pueblo, situado en pleno centro de la Mancha Alta Conquense, siempre ha gozado de aires limpios y temperaturas perfectas para la práctica de este gremio.

Añadido a unos pastores de excelentes calidades, de sus ganados se obtiene la materia prima necesaria para la elaboración. De hecho, una de las economías que proliferaron en el municipio, desde la Edad de Bronce, hacía el año 1800 a. C., fue el pastoreo, pues en un cerro cercano al municipio fueron localizadas queseras y útiles relacionados con la elaboración del queso que estaba íntimamente ligada a esa tradición. En la actualidad, el propio Patrón del municipio conserva nombre que da fe de esto: «El santísimo Cristo de los pastores».

Quesos Villarejo

Quesos Villarejo, empresa familiar de fuerte arraigo rural, se dedica a la elaboración del queso manchego artesano y queso de oveja artesano de calidad. Una empresa situada en Villarejo de Fuentes, un pequeño pueblo de Cuenca. Actualmente es la tercera generación de maestros queseros de la familia quien continúa con el legado. Todas sus elaboraciones han sido siempre reconocidas por su sabor y calidad y este año no iba a ser menos. Su queso de oveja curado en miel y orégano de un kilo ha sido galardonado en como el mejor queso del mundo en el Certamen Internacional de Lyon, obteniendo una valoración de 99 sobre 100 en una cata a ciegas. Queso artesano elaborado con leche cruda de oveja, curado con una maduración mínima de 6 meses. Destaca su corteza natural recubierta de miel de castaño y orégano natural. Interior color marfil intenso, textura cremosa con ojos repartidos por todo el interior. Queso único y distinto, con fuerte personalidad.

¿Cómo identificar el queso manchego?

Se denomina queso manchego al queso elaborado en la comarca natural de La Mancha, a partir de leche de ovejas de raza manchega, con un periodo de maduración mínimo de sesenta días. El queso manchego se elabora con leche de oveja pasteurizada y el queso manchego artesano, con leche cruda de oveja, procedentes de ganaderías registradas en la Denominación de Origen.

La oveja manchega

El queso manchego es el producto de un clima duro y extremado, que favorece el crecimiento de una vegetación muy rústica, alimento de una curiosa y ancestral raza de ovejas que son sometidas a un control morfológico y sanitario muy estricto. Estas características ofrecen como resultado un queso único en el mundo. Aunque hay constancia de que se ha intentado elaborar en otros lugares, dentro y fuera de nuestro país, ha sido imposible imitar tantos y tan antiguos factores al mismo tiempo mas allá de las fronteras de La Mancha.

Propiedades del queso manchego

El Queso Manchego es un alimento muy completo, que concentra todas las cualidades nutritivas de la leche. Contiene una elevada proporción de proteínas, lo que le hace ser más rico que la carne en estos elementos.

En el queso manchego también están presentes vitaminas tan importantes como la A, la D y la E, fundamentales en procesos metabólicos, como el crecimiento, la conservación de tejidos y la absorción de calcio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *